viernes, 8 de septiembre de 2017

LA CONCIENCIA DEL ÁTOMO - El Campo de la Evolución (II) (Alice A. Bailey) - Reflexiones Personales y Síntesis -




(En cursiva, párrafos que por su relevancia me ha parecido importante transcribirlos literalmente)

*   Las preguntas del por qué de la vida y de la existencia, aunque no están resueltas, en la actualidad son más fáciles de afrontar gracias a la luz aportada tanto por la ciencia como por la filosofía y la religión.

*   Las preguntas fundamentales que todos nos hemos planteado en alguna ocasión (el por qué del sufrimiento, el propósito de la existencia, de dónde venimos y hacia donde vamos, existe vida después de la muerte, etc.) podrían agruparse en tres formas diferentes de entender las mismas:

  • El Realismo o materialismo, según el cual solo existe lo que es perceptible por los sentidos y demostrable empíricamente, pero no da respuesta alguna al por qué, y qué es lo que se oculta detrás de toda forma de manifestación y vida.

  • El Sobrenaturalismo (que quizás también podríamos definirlo como religión), el cual postula que existe algún tipo de fuerza o energía que, aunque desconocida e imperceptible por los sentidos, mueve y anima toda la materia de la que consta el Universo. A esta energía o fuerza se la denominaría Dios, y seria Éste el que, por motivos que escapan a la comprensión del ser humano, habría creado todo lo existente aunque se mantendría al margen y fuera de su creación como entidad separada.

  • El Idealismo, el cual indica que existe un proceso evolutivo en toda manifestación y que la misma Vida que forma el conjunto de la manifestación evoluciona conjuntamente con ella.

*   Cada uno de estos tres puntos de vista, por sí solos, no dan explicación a todas nuestras preguntas, pero quizás uniéndolos y sintetizándolos pudiesen ofrecernos una luz mas completa de la realidad.

*   Uno de los motivos del porque nos cuesta entender todo esto podría residir en el hecho de que nos hallamos en un periodo de transición y el desarrollo del Plan aún es imperfecto (el desarrollo, no el Plan mismo). Nos encontramos inmersos en ese Plan y tenemos una perspectiva limitada desde nuestra posición. Si pudiésemos observarlo en su totalidad y dispusiésemos de una capacidad de entendimiento apropiado a nuestro desarrollo evolutivo, probablemente comprenderíamos el mismo con mayor facilidad.

*   Aunque no pueda demostrarse (todavía) la existencia de Dios o de una Entidad Inteligente mas allá de nuestra comprensión, la hipótesis de su existencia es razonable y podría desvelar todos aquellos misterios que nos abruman e impiden comprender el Plan.

*   Una definición del proceso evolutivo podría ser: "el desenvolvimiento de un continuo y creciente poder de responder. Entraña el concepto de vibración y la respuesta a la misma.”

*   “La misma definición es muy valiosa al considerar la conciencia humana. Implica la idea de una creciente y gradual comprensión, de una respuesta, en desarrollo, de la vida subjetiva a su medio ambiente, que eventualmente conducirá hacia arriba, al ideal de una existencia unificada, síntesis de todas las líneas de evolución, y al concepto de una Vida central o fuerza que fusiona y mantiene coherentes todas las unidades evolucionantes, sean de materia, como el átomo del físico y del químico, o unidades de conciencia, como los seres humanos. Esto es evolución, el proceso que desenvuelve la vida dentro de las unidades, el anhelo en desarrollo que oportunamente fusiona unidades y grupos, hasta obtener la suma total de manifestación, denominada Naturaleza o Dios, el conjunto de todos los estados de conciencia.”

*   Esto es evolución, el proceso que desenvuelve la vida dentro de las unidades, el anhelo en desarrollo que oportunamente fusiona unidades y grupos, hasta obtener la suma total de manifestación, denominada Naturaleza o Dios, el conjunto de todos los estados de conciencia.”

*   “A este Dios se refieren los cristianos cuando dicen: "en Él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser". Ésta es la fuerza o energía reconocida por los científicos. Ésta es la Mente Universal o Super-alma del filósofo y también la inteligente voluntad que todo lo rige, une, construye, desarrolla y lo lleva a la máxima perfección.”

*   Otra definición de la evolución es “desarrollo cíclico”. “La naturaleza se repite continuamente hasta alcanzar determinados fines y obtener ciertos resultados concretos y respuestas a la vibración.”

*   Atracción y repulsión en el sistema solar, es sólo la facultad de discernir que poseen el átomo o el hombre, manifestada en los planetas y en el sol.”

*   Atracción y repulsión existen en los átomos de todo tipo; podría llamársele adaptación o poder de crecer o de adaptarse el ente a su ambiente, por el rechazo de ciertos factores y la aceptación de otros.”

“En el hombre común se manifiesta como libre albedrío o la facultad de elegir, y en el hombre espiritual como la tendencia al sacrificio, porque el hombre elige una particular línea de acción a fin de beneficiar al grupo al cual pertenece, y rechaza lo estrictamente egoísta.”

*   Podemos definir finalmente la evolución como un ordenado cambio y constante mutación, demostrados en la incesante actividad de la unidad o del átomo, en la interacción de los grupos y en la interminable acción de una fuerza o tipo de energía sobre otra.”

*   “La evolución, sea de la materia o de la inteligencia, conciencia o espíritu, consiste en el siempre creciente poder de responder a la vibración que, mediante un constante cambio, progresa por la aplicación de una política selectiva o el empleo de la facultad discernidora y por el método de desarrollo cíclico o de repetición. Las etapas que caracterizan al proceso evolutivo podrían clasificarse en tres, y corresponden a las de la vida del ser humano: niñez, adolescencia y madurez. Podemos expresar estas tres etapas en términos más científicos y vincularlas con las tres escuelas de pensamiento referidas, y las analizaremos como:

a. La etapa de energía atómica
b. La etapa de coherencia grupal.
c. La etapa de la existencia unificada o sintética.”

*   La etapa de energía atómica concierne mayormente al aspecto material de la vida y corresponde al periodo de la niñez en la vida del hombre o de una raza. Es el período de realismo, de intensa actividad, y ante todo de desarrollo mediante la acción, de pura autocentralización o autointerés. Produce un punto de vista materialista y conduce inevitablemente al egoísmo. Involucra el reconocimiento de que el átomo se basta a sí mismo y que análogamente las unidades humanas tienen vida separada independiente de las demás unidades, sin relación entre sí.”

“De este período atómico y egoísta surge otra etapa, la de la coherencia grupal, que se supone la construcción de formas y especies hasta obtener algo coherente e individualizado, pero constituido por multitud de individualidades y formas menores. En conexión con el ser humano corresponde a su conocimiento incipiente de la etapa de responsabilidad y al reconocimiento del lugar que le corresponde dentro del grupo. Requiere del individuo la capacidad de reconocer una vida superior a la suya, ya se la denomine Dios o se la considere simplemente como la vida del grupo, al cual pertenecemos como unidad, esa gran Identidad de la cual formamos parte.”

“La primera etapa o atómica, se desarrolló por el egoísmo o la vida autocentrada del átomo, sea el átomo de la sustancia o el humano; la segunda etapa llega a la perfección por el sacrificio de la unidad, en bien de los muchos, y del átomo, en bien del grupo, en el cual tienen cabida.”

“La tercera etapa está aún muy lejana, y algunos la consideran como una vana quimera. Otros poseen la visión y, aunque inalcanzable ahora, es lógicamente posible si nuestras premisas son exactas y sentamos correctamente las bases de la existencia unificada. Entonces no sólo habrá unidades independientes, átomos diferenciados en la forma, grupos constituidos por multiplicidad de entidades, sino que tendremos el conglomerado de formas, grupos y estados de conciencia, fusionados, unificados y sintetizados en un todo perfecto, denominado sistema solar, naturaleza o Dios. Los nombres no tienen importancia. Corresponde a la etapa adulta del ser humano; análoga al período de la madurez y a esa etapa donde se supone que el hombre tiene un propósito y trabajo definido en la vida.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario