martes, 12 de julio de 2016

LA ALIMENTACIÓN VEGETARIANA SEGÚN EL MAESTRO D.K. (VII)





(Continuación del artículo)


En este, anteriores y posteriores artículos voy a tratar el tema de la alimentación vegetariana, un tema el cual, a nivel personal, me resulta sensible y despierta un especial interés por ser vegetariano.

Para realizar este estudio he intentado hacer una recopilación exhaustiva de extractos de todos los libros del Maestro y de Alice A. Bailey (23) que tratan sobre el tema, aunque dada la extensión de toda la obra del Tibetano, podría ser que faltase algún fragmento.

Todo y ser un defensor de la alimentación vegetariana y estar a favor de la misma, el único interés por mi parte es el de mostrar lo que el Maestro nos dice al respecto.

Las conclusiones que se encuentran al final de cada artículo son personales, por tanto, como tales no tiene porque estarse de acuerdo con las mismas. Son reflexiones e interpretaciones propias de los extractos del Tibetano.

Espero que tras la lectura de estos artículos (que iré publicando progresivamente al ser demasiado extensa toda la recopilación) podáis extraer vuestras propias conclusiones y os sirva para aclarar vuestras dudas y ayudaros en este difícil camino de la espiritualidad.


- - - - -


TRATADO SOBRE LOS SIETE RAYOS VOL. 2 - PSICOLOGÍA ESOTÉRICA II
Segunda Parte.
Capítulo II. El Rayo de la Personalidad.
Introducción.
1. Apropiación de los Cuerpos.
a. Formación y Construcción de los Cuerpos


"Los estudiantes deberían tener en cuenta que existen varios pares de opuestos de los cuales deberán ocuparse secuencialmente. Esto frecuentemente se olvida. Por lo general, el énfasis se pone en los pares de opuestos del plano astral, y se omite mencionar a los aspirantes del plano físico y de los niveles mentales.


No obstante, es esencial que se reconozcan debidamente estos otros pares de opuestos.

(*) La energía etérica enfocada en el cuerpo etérico individual, antes de entrar en el período del discipulado, pasa por dos etapas:
Cuando asimila la fuerza latente en la forma física densa -la energía de la sustancia atómica que produce una mezcla y fusión definidas. Esto hace que la naturaleza animal se ajuste totalmente a los impulsos internos, procedentes del mundo de influencia pránica, en lo que se refiere al hombre no evolucionado, y del mundo astral inferior, en lo que concierne al hombre común o más evolucionado. Tal es la verdad que reside detrás de la frecuente afirmación de que el cuerpo físico denso es un autómata.
Sin embargo, en el momento en que tiene lugar la orientación interna hacia el mundo de los valores más elevados, entonces la fuerza vital o etérica, se pone en conflicto con el aspecto más bajo del hombre, el cuerpo físico denso, y se libra la batalla entre los pares de opuestos inferiores.
Es interesante observar que durante esta etapa el énfasis se pone en las disciplinas físicas o en los factores controladores, como la total abstinencia, el celibato, el vegetarianismo, la higiene y los ejercicios físicos. A través de éstos puede contrarrestarse el control que ejerce la forma sobre la vida, expresión inferior del tercer aspecto de la divinidad, lo cual libera al hombre para librar la verdadera batalla de los pares de opuestos.
Esta segunda batalla constituye el verdadero kurukshetra, y tiene lugar en la naturaleza astral, entre los pares de opuestos característicos de nuestro sistema solar, de la misma manera que los pares de opuestos físicos son característicos del sistema solar anterior. Podrá observarse, desde un interesante punto de vista, que la batalla entre los pares de opuestos en la espiral inferior (que concierne al cuerpo físico, en su doble aspecto) ocurre en el reino animal. Durante este proceso los seres humanos actúan como agentes disciplinarios (a su vez la Jerarquía lo hace con la familia humana), y los animales domésticos, forzados a ajustarse al control humano, luchan (aunque sea inconscientemente, desde nuestro punto de vista) con el problema de los pares de opuestos inferiores. Su batalla se desarrolla por medio del cuerpo físico denso y las fuerzas etéricas; entonces se inicia una aspiración más elevada. Esto produce, con el tiempo, la experiencia que llamamos individualización, en la cual se siembra la simiente de la personalidad. En el campo de batalla humano, el kurukshetra, comienza a actuar el aspecto superior del alma y eventualmente a dominar, llevando a cabo el proceso de integración humano-divino, denominado iniciación. Será de valor para los estudiantes reflexionar sobre este concepto."

(*) Los párrafos en letra courier también se encuentran en el libro:


Espejismo
Primera Parte. La Naturaleza del Espejismo.
Las Seis Reglas del Sendero (Reglas del Camino)
3. Espejismos en los Niveles Etéricos. Maya.



- - - - -


Dado que como casi todo el texto extraído del libro es prácticamente el mismo que una entrada de blog anterior, para dar orden y coherencia a este estudio sobre la alimentación vegetariana, incluyo las conclusiones y resumen dadas en dicha entrada


Mis conclusiones:
  • Antes de transitar por el camino del discipulado, la energía comentada anteriormente, junto con la que reside inherentemente en toda forma física, se mezcla y convive en cierta armonía adaptándose la naturaleza animal de las personas tipo anteriormente indicadas a esta situación. Pero cuando los valores superiores de la persona empiezan a hacerse notar (el alma comienza a controlar a la personalidad), entran en conflicto estas dos energías.
  • En esta etapa de la vida del ser humano, son de importancia las disciplinas físicas (entre ellas el vegetarianismo) ya que permiten el control y la neutralización de la expresión inferior del tercer aspecto de la divinidad, liberando al ser humano del control físico, permitiéndole de esta manera dedicar su tiempo a equilibrar los pares de opuestos de su naturaleza astral.
  • En un nivel inferior, los animales (aunque inconscientemente) realizan su propia lucha para equilibrar sus pares de opuestos, logrando de esta forma su individualización, de la misma manera que en los seres humanos esta lucha lo lleva a la iniciación.
    (Nota: Cuando se hace referencia a la palabra kurukshetra, el Maestro se refiere a la analogía del campo de batalla que, en el Baghavad Gita, Arjuna (el alma) debe entablar con sus enemigos (la personalidad) a fin de someter a los mismos.)

- - - - -

En resumen: 

  • A fin de tener controladas las energías inferiores y poderlas llevar bajo el umbral de la conciencia en el ser humano (a los efectos de poder dedicar su tiempo a equilibrar las energías de su cuerpo astral), éstas deben ser sometidas previamente a unas disciplinas físicas que (entre otras) incluyen la dieta vegetariana.

2 comentarios:

  1. Es interesante saber que los pares de opuestos se produzcan en los distintos niveles evolutivos.
    Generalmente no se tiene en cuenta que la lucha de los elementales con el alma es una constante durante el largo tiempo que dura la evolución humana, produciéndose de forma más acentuada cuando nos acercamos a una iniciación.
    Deben producirse reajustes constantes en la dieta, en los ambientes donde nos relacionamos, en nuestro cracter y orientación general en la vida.
    Podríamos decir que no es necesario que nos lo propongamos, pues la propia evolución hace que a medida que avanzamos en el sendero espiritual, los cuerpos reclamen formas de vida más puras y más de acorde a la nueva vibración adquirida.

    Gracias Dani por seguir ampliando el tema y proporcionarnos información de forma tan completa.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta por seguir fielmente todas las entradas y añadir a las mismas aportaciones valiosas.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar