lunes, 18 de julio de 2016

LA ALIMENTACIÓN VEGETARIANA SEGÚN EL MAESTRO D.K. (VIII)


 
(Continuación del artículo)


En este, anteriores y posteriores artículos voy a tratar el tema de la alimentación vegetariana, un tema el cual, a nivel personal, me resulta sensible y despierta un especial interés por ser vegetariano.

Para realizar este estudio he intentado hacer una recopilación exhaustiva de extractos de todos los libros del Maestro y de Alice A. Bailey (23) que tratan sobre el tema, aunque dada la extensión de toda la obra del Tibetano, podría ser que faltase algún fragmento.

Todo y ser un defensor de la alimentación vegetariana y estar a favor de la misma, el único interés por mi parte es el de mostrar lo que el Maestro nos dice al respecto.

Las conclusiones que se encuentran al final de cada artículo son personales, por tanto, como tales no tiene porque estarse de acuerdo con las mismas. Son reflexiones e interpretaciones propias de los extractos del Tibetano.

Espero que tras la lectura de estos artículos (que iré publicando progresivamente al ser demasiado extensa toda la recopilación) podáis extraer vuestras propias conclusiones y os sirva para aclarar vuestras dudas y ayudaros en este difícil camino de la espiritualidad.


- - - - -


TRATADO SOBRE LOS SIETE RAYOS VOL. 4 - CURACIÓN ESOTÉRICA
Primera Parte. Las Causas Fundamentales de las Enfermedades.
Capítulo IV. Respuestas a Algunas Preguntas




" La Dieta.



Ninguna dieta puede ser del todo apropiada para un grupo de personas de diferentes rayos, diferentes temperamentos y equipos y diversas edades. Cada individuo difiere totalmente de otro, en algunos puntos; deben investigar qué necesitan como individuo, cómo pueden ser mejor satisfechos los requisitos corporales y qué tipo de sustancia les permitirá prestar mejor servicio. Cada persona debe descubrirlo por sí misma. No hay régimen alimentario grupal. Tampoco es obligatorio eliminar la carne ni mantener un estricto régimen vegetariano. Existen períodos en la vida y a veces encarnaciones enteras, en que el aspirante se somete a una disciplina alimentaría así como en otros períodos, o en toda una vida, se exige temporariamente un estricto celibato. Pero hay otros ciclos de vidas y encarnaciones donde el interés del discípulo y el servicio que presta, se orientan hacia otra dirección. Hay encarnaciones posteriores donde ya no existe un constante pensamiento sobre el cuerpo físico, y el hombre actúa libre de los complejos dietéticos y vive sin concentrarse en la vida de la forma, ingiriendo alimentos disponibles, con los cuales puede mantener una vida eficiente. En el pasado se consideraba esencial seguir un régimen vegetariano como preparación para recibir ciertas iniciaciones. Eso no siempre es así, pues muchos discípulos creen que se están preparando prematuramente para la iniciación."



 - - - - -

Mis conclusiones:

  • Dado que cada persona tiene unas características diferentes respecto a las de otras personas, no existe un régimen alimenticio que pueda recomendarse tanto individual como grupalmente. Cada individuo debe ser capaz de averiguarlo por si mismo. Elija la dieta que elija, debe permitirle satisfacer las necesidades corporales que le permita obtener los mejores resultados en el servicio.
  • No es obligatorio el régimen vegetariano. En determinados periodos de la vida del aspirante o incluso encarnaciones enteras, sí que se le somete a unos estrictos regímenes y disciplinas, pero en otras no es necesario, puesto que se considera que ya se ha conseguido el control del cuerpo por sí mismo.
  • El que en determinadas circunstancias se exija un régimen vegetariano no implica forzosamente que el aspirante esté preparándose para recibir una Iniciación. 


 - - - - -


TRATADO SOBRE LOS SIETE RAYOS VOL. 4 - CURACIÓN ESOTÉRICA

Tercera Parte. Las Leyes Fundamentales de la Curación.

Capítulo VIII. Aplicación de las Leyes y Reglas.

Regla Dos.

"En la época lemuria el curador lograba su objetivo aplicando drásticas disciplinas físicas, obteniendo así la necesaria pureza. Como saben, la finalidad del esfuerzo jerárquico en esos días, consistía en enseñar al hombre primitivo el empleo y propósito del cuerpo físico y su control inteligente; el hombre que dominaba el cuerpo y lo controlaba, como un maquinista controla su máquina, era considerado entonces un iniciado. En la actualidad lo que hace al hombre un iniciado es el dominio de la personalidad. Se exigía estricto celibato, un cuidadoso régimen alimenticio y cierta medida de limpieza corporal, además de los rudimentos del Hatha Yoga (control embrionario físico y atlético, principalmente control muscular). Obtenido esto, la así llamada pureza permitía afluir libremente las corrientes pránicas del curador al paciente, a través de los centros sacro y laríngeo -el curador espiritual trabajaba a través del centro laríngeo y el punto de recepción era el centro sacro del paciente; no se utilizaban los centros cardíaco ni coronario. Prana, podría ser definido para ustedes como la vitalidad del planeta, su emanación vital; esto es lo que distribuye o transfiere el curador nato (que no ha tenido entrenamiento ni posee mucho conocimiento esencial y poca o ninguna orientación espiritual). Cura, pero no sabe cómo ni por qué; el prana fluye simplemente a través de él como una fuerte corriente de vitalidad animal, comúnmente del centro esplénico y no de alguno de los siete centros.

Estas drásticas disciplinas físicas a menudo son aplicadas hoy  por los aspirantes bien intencionados; practican el celibato, el estricto vegetarianismo, ejercicios de relajamiento y muchos tipos de ejercicios físicos, con la esperanza de controlar el cuerpo. Estos tipos de disciplinas serán muy buenas para el ser humano no evolucionado y del tipo más inferior, pero no son métodos que debe emplear el hombre común o el aspirante practicante. La concentración en el cuerpo físico sólo sirve para aumentar su potencia, nutrir sus apetitos y hacer salir a la superficie de la conciencia aquello que debería estar firmemente recluido bajo el umbral de la conciencia. El verdadero aspirante debería ocuparse del control emocional y no del control físico, y hacer el esfuerzo para enfocarse en el plano mental antes de lograr un contacto estable con el alma."

 - - - - -

Mis conclusiones:

  • En la época lemuriana el curador esotérico lograba sus objetivos gracias a unas estrictas disciplinas que le permitían disponer de un cuerpo puro por el que afluyese el prana planetario. 
  • Las estrictas disciplinas que siguieron los aspirantes de la época lemuriana (como el vegetarianismo, entre otras) son efectivas para las personas poco evolucionadas, pero no deberían ser utilizadas en la época actual por los aspirantes, puesto que un excesivo énfasis en el  cuerpo físico solo sirve para aumentar la potencia del mismo y estimular aquello que ya debería de encontrarse recluido bajo el umbral de su conciencia.
  • Los aspirantes de nuestra época deberían concentrar su interés en el control emocional y mental y no tanto en el cuerpo físico, puesto que el control del mismo ya debería de haberse realizado y encontrarse el mismo por debajo de su nivel de conciencia.
- - - - -


TRATADO SOBRE LOS SIETE RAYOS VOL. 4 - CURACIÓN ESOTÉRICA
Tercera Parte. Las Leyes Fundamentales de la Curación.
Capítulo VIII. Aplicación de las Leyes y Reglas.
Ley VI.


"En resumen, el cuerpo físico no es un principio ni el principal punto de atención del aspirante; responde automáticamente a la conciencia que se desenvuelve lentamente en todos los reinos de la naturaleza; permanece siendo constantemente aquello sobre lo cual se trabaja y no lo que posee una influencia innata propia: no tiene importancia en el proceso activo, porque es el receptor y no lo que inicia la actividad. Lo importante es la conciencia en desarrollo, la respuesta del hombre espiritual interno a la vida, circunstancias, acontecimientos y medio ambiente. El cuerpo físico responde. Cuando el cuerpo físico llega a ser erróneamente objeto de atención, se produce la retrogresión; he aquí por qué toda profunda atención dedicada a las disciplinas físicas, al vegetarianismo, a los regímenes y ayunos y a los actuales tipos de (las así llamadas) curaciones mentales y divinas, son indeseables y no están de acuerdo con el plan proyectado. Por consiguiente, poner excesivo énfasis sobre el cuerpo físico y considerarlo indebidamente, es reaccionario y similar a la adoración del becerro  de oro por los hijos de Israel; es volver a aquello que en un tiempo fue importante, pero que hoy debe relegarse a una posición menor y por debajo del umbral de la conciencia."

 - - - - -

Mis conclusiones:

  • El cuerpo físico no es un principio ni debe de ser el principal foco de atención del aspirante, ya que el mismo actúa como un autómata respondiendo a la conciencia que se desarrolla en todos los reinos de la Naturaleza. 
  • Lo importante es el desarrollo de la conciencia, no la forma que la contiene.
  • Cuando se pone un excesivo interés en disciplinas físicas se consigue un efecto contrario, es decir, se estimula mas a la forma que a la conciencia, siendo esto opuesto al plan perseguido.


En resumen: 

  • No existe un régimen alimenticio único. Este dependerá de las características personales y/o grupales.
  • No es obligatoria la dieta vegetariana, aunque en determinadas circunstancias y vida (o encarnaciones) del aspirante, es indispensable la misma.
  • En los aspirantes, no es aconsejable seguir estrictas disciplinas (como el vegetarianismo)seguidas en épocas remotas ya que:
    • se considera que el control del cuerpo físico ya se ha logrado.
    • una atención excesiva en el mismo estimula su potencia, dificultando focalizar la atención en el control de los cuerpos emocional y mental.
  •  El cuerpo físico no es un principio y reacciona como un autómata a la conciencia que reside en esa forma.
  • Lo importante no es el desarrollo de la forma sino de la conciencia que habita en esa forma.


(CONTINÚA en el siguiente artículo)

6 comentarios:

  1. En la última frase reside la respuesta a las dudas que asaltan al aspirante espiritual.
    *Lo importante no es el desarrollo de la forma sino de la conciencia que habita en esa forma*

    Cada se humano debería saber en que etapa de desarrollo se halla su consciencia.
    Las disciplinas no son obligatorias,a no ser, que el discípulo o iniciado se estén preparando para recibir la iniciación.
    Aunque en esta etapa, entran otras causas y efectos que no rigen para el aspirante.

    Gracias Dani

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Marta y asi lo dice el Maestro. La conciencia y no la forma, pero aunque así sea, cuesta aceptar (aunque sea desde una perspectiva inferior o emocional) de que no pueda evitarse el sufrimiento de otros seres vivos, aunque sea un sufrimiento del contenedor de esa vida, la forma y no la conciencia que reside en ella.

      Sentimentalismo que deberemos superar para poder ser mas objetivos.

      Gracias Marta por tus siempre bienvenidos comentarios.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Hola companys,

    Yo haría aquí dos diferencias muy claras:

    1- Ser vegetariano para purificar el cuerpo fisico
    2- Ser vegetariano por compasión o empatía con el sufrimiento del mundo animal

    Pienso que los comentarios de Alice Bailey, al menos en este ultimo post, hacen referencia al primer punto, y es claro que el énfasis por parte de la humanidad, en relación al primer punto, debe ser puesto mas en el aspecto conciencia rector que en el aspecto físico motor, dando a entender que no hace falta darle mucha importancia al ser o no ser vegetariano, sino mas bien al buen pensar y sentir, actitud esta, que necesariamente traerá consigo de forma natural una mejor relación con el cuerpo físico.

    Ahora bien, desde el segundo punto vista estoy seguro, y en esto estaremos todos de acuerdo, que hace falta dignificar el reino animal, tratarlos con mas amor, una labor por la que cada vez está mas consciente la sociedad.

    El sufrimiento animal, sea de la indole que sea y por la razón que sea, es algo que no deberíamos permitir, es algo que nos duele, porque en verdad, (y esto que voy a decir intuyo que guarda un significado profundo), es el único Reino que comparte el liquido Sangre con Nosotros. Emocion y Sentimiento como Alma y Amor. El Agua (sangre) a través de la cual se manifiesta el Alma (vida)en la Forma cuerpo.

    La corriente sanguínea esta regida por Neptuno, el planeta de la sensibilidad, el aspecto madre amoroso-protector del universo, el noble sentimiento que nos motiva, la fluidez, la emoción hecha Amor.

    Lei una vez de Alice Bailey-DK no recuerdo muy bien en cual de sus libros, que el símbolo que rige al Reino Animal es:

    Un ciprés junto (sino recuerdo mal) una tumba manchada de sangre.

    Es Karma el Sacrificio del mundo Animal? Si, pero todo karma tiene su final, final que se logra a través del Dharma, una actitud esta ultima seguramente muy vinculada al logro de una mejor y mas armoniosa relación Animal-Ser Humano.

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David por darnos mas detalles y ampliarnos la información sobre este delicado tema.

      Personalmente, me inicié al vegetarianismo por el segundo punto que comentas.

      Antes de que ningún valioso libro del Maestro Tibetano cayese en mis manos, sentía la necesidad de no ser participe de el gran sacrificio que diariamente realizan millones de pequeñas vidas para poder contribuir al sustento de la humanidad y, sobre todo, mostrar mi total disconformidad con el cruel y deleznable trato que se les otorgan a menudo a estos seres tanto en el momento de su muerte como en toda su vida.

      El primer punto, ahora ya introducido en las enseñanzas del Maestro, también me sirve para ir mejorandome poco a poco, aunque estoy totalmente de acuerdo que debemos priorizar el perfeccionamiento emocional y mental en esta época en la que nos ha tocado vivir.

      Gracias de nuevo por tu muy valioso comentario en el que, mucho mejor que yo, sintetizas y transmites el propósito de esta recopilación de artículos del Tibetano por mi parte, permitiéndome (con tu permiso) el reproducir tu comentario en otros canales en los que participo, a los efectos de poder difundir mas ampliamente la necesidad de que la humanidad vaya empezando a darse cuenta de que, aunque quizás la función de algunos animales es (kármicamente) la de servir de alimento a la humanidad, deberíamos (poco a poco) empezar a cambiar algunos hábitos e intentar procurar a nuestros hermanos pequeños una mejor y más digna evolución.

      Muchas gracias David.

      Una abraçada!

      Eliminar
  3. Cuando el vegetarianismo se comprende y vive enlazando mente y corazón las respuestas abren puertas y ventanas.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar