miércoles, 22 de junio de 2016

LA ALIMENTACIÓN VEGETARIANA SEGÚN EL MAESTRO D.K. (V)



(Continuación del artículo)



En este, anteriores y posteriores artículos voy a tratar el tema de la alimentación vegetariana, un tema el cual, a nivel personal, me resulta sensible y despierta un especial interés por ser vegetariano.

Para realizar este estudio he intentado hacer una recopilación exhaustiva de extractos de todos los libros del Maestro y de Alice A. Bailey (23) que tratan sobre el tema, aunque dada la extensión de toda la obra del Tibetano, podría ser que faltase algún fragmento.

Todo y ser un defensor de la alimentación vegetariana y estar a favor de la misma, el único interés por mi parte es el de mostrar lo que el Maestro nos dice al respecto.

Las conclusiones que se encuentran al final de cada artículo son personales, por tanto, como tales no tiene porque estarse de acuerdo con las mismas. Son reflexiones e interpretaciones propias de los extractos del Tibetano.

Espero que tras la lectura de estos artículos (que iré publicando progresivamente al ser demasiado extensa toda la recopilación) podáis extraer vuestras propias conclusiones y os sirva para aclarar vuestras dudas y ayudaros en este difícil camino de la espiritualidad.


- - - - -


ESPEJISMO (GLAMOUR) - UN PROBLEMA MUNDIAL

Primera Parte. La Naturaleza del Espejismo.
Las Seis Reglas del Sendero (Reglas del Camino).
3. Espejismos en los Niveles Etéricos. Maya.


".../...

Quizás resultaría más claro si explicara la verdad acerca de maya, de la manera siguiente:

Los impulsos latentes en la vida de la personalidad, cuando están divorciados del alma y fuera de su control, se fusionan con los fluidos pránicos existentes en la periferia de la esfera de influencia de la personalidad, entonces se convierten en potentes corrientes dirigidas de fuerzas que tratan de emerger a la manifestación física por medio de los siete centros del cuerpo físico. Estas fuerzas o impulsos, más el prana disponible, constituyen el cuerpo etérico de los no evolucionados y frecuentemente del hombre medio. Se evidenciará, por lo tanto, en qué medida el hombre no evolucionado es víctima de la energía masiva de tipo inferior, pues su cuerpo etérico responde y extrae su energía de un tipo de prana general y circundante, hasta que llega el momento en que tiene una definida dirección y un control superior ya sea mediante la aspiración orientada y la disciplina mental o, más adelante, empleando una frase sicológica, como resultado del acondicionamiento del alma. 

Esta energía etérica, enfocada en un cuerpo etérico individual, pasa por dos etapas previas al período del discipulado:

1.           Cuando asimila la segunda fuerza a que me he referido - la fuerza latente en la forma física densa, la energía de la sustancia atómica, lo cual produce una definida fusión y mezcla. Esto hace que la naturaleza animal se adapte totalmente a los impulsos internos que emanan del mundo de prana en lo que concierne integralmente al hombre no evolucionado, o del astral inferior en lo que concierne al hombre medio o más evolucionado.

2.         Sin embargo, en el momento en que tiene lugar una orientación interna hacia el mundo de los valores superiores, la fuerza etérica o vital, entra en conflicto con el aspecto interior del hombre, el cuerpo físico denso, y comienza la batalla de los pares de opuestos inferiores.

Es interesante observar que en esta etapa se da importancia a las disciplinas físicas, aplicadas a ciertos factores controladores corno la total abstinencia, el celibato y el vegetarianismo y a la higiene y ejercicios físicos. Por medio de estas disciplinas, o el control de la vida de la materia, puede neutralizarse la expresión inferior del tercer aspecto de la divinidad, y el hombre liberarse para poder librar la verdadera batalla de los pares de opuestos. Esta segunda batalla es el verdadero kurukshetra y se libra en la naturaleza astral entre los pares de opuestos característicos de nuestro sistema solar, de la misma manera que los pares de opuestos físicos lo son del sistema solar anterior. Desde un interesante ángulo, puede observarse que la lucha entre los pares de opuestos en la espiral inferior, en lo que concierne al cuerpo físico en sus dos aspectos, tiene lugar en el reino animal. En este proceso, los seres humanos actúan como los agentes disciplinarios, y los animales domésticos que están obligados a someterse al control humano luchan (aunque inconscientemente desde nuestro punto de vista) con el problema de este par de opuestos inferior. La batalla es librada por medio del cuerpo físico denso y las fuerzas etéricas, llevando a la expresión, de esta manera, una aspiración superior. Esto produce en ellos la experiencia denominada "individualización", donde se siembra la semilla de la personalidad. En el campo de batalla humano, el kurukshetra, empieza a dominar el aspecto superior del alma, produciendo el proceso de la integración divina humana que llamamos “iniciación". Recapaciten sobre esto."
 
- - - - -

Mis conclusiones:

  • Cuando la energía de la personalidad no se encuentra bajo el control del alma, se entremezcla con la energía se su medio ambiente, convirtiéndose en una potente fuerza que trata de manifestarse por medio de los chakras, formando esta fuerza junto con el prana existente, el cuerpo etérico de las personas poco evolucionadas y algunas de las medianamente. Por lo tanto, en estas personas, las energías inferiores (las del medio ambiente) tienen una mayor influencia sobre las mismas.
  • Antes de transitar por el camino del discipulado, la energía comentada anteriormente, junto con la que reside inherentemente en toda forma física, se mezcla y convive en cierta armonía adaptándose la naturaleza animal de las personas tipo anteriormente indicadas a esta situación. Pero cuando los valores superiores de la persona empiezan a hacerse notar (el alma comienza a controlar a la personalidad), entran en conflicto estas dos energías.
  • En esta etapa de la vida del ser humano, son de importancia las disciplinas físicas (entre ellas el vegetarianismo) ya que permiten el control y la neutralización de la expresión inferior del tercer aspecto de la divinidad, liberando al ser humano del control físico, permitiéndole de esta manera dedicar su tiempo a equilibrar los pares de opuestos de su naturaleza astral.
  • En un nivel inferior, los animales (aunque inconscientemente) realizan su propia lucha para equilibrar sus pares de opuestos, logrando de esta forma su individualización, de la misma manera que en los seres humanos esta lucha lo lleva a la iniciación.
    (Nota: Cuando se hace referencia a la palabra kurukshetra, el Maestro se refiere a la analogía del campo de batalla que, en el Baghavad Gita, Arjuna (el alma) debe entablar con sus enemigos (la personalidad) a fin de someter a los mismos.)

En resumen: 

  • A fin de tener controladas las energías inferiores y poderlas llevar bajo el umbral de la conciencia en el ser humano (a los efectos de poder dedicar su tiempo a equilibrar las energías de su cuerpo astral), éstas deben ser sometidas previamente a unas disciplinas físicas que (entre otras) incluyen la dieta vegetariana.

8 comentarios:

  1. Sumamente interesante está resultando este estudio, oues no se trata solamente de la dieta vegetariana en si, sino que esta percectamente entrelazado el proceso evolutivo del reino animal y por supuesto del reino humano que debe someter las energías inferiores para que rija el alma y en ello tiene mucho que ver la dieta vegetariana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene una razón de ser, y llegados a determinado estado evolutivo, el ser humano debe de esforzarse en dominar las energías inferiores que controlan su cuerpo físico. Debe seguir unas estrictas disciplinas (entre ellas la dieta vegetariana) que le permitirán poner bajo el umbral de la conciencia a dichas energías, pudiéndose dedicar entonces a la siguiente meta, controlar las energías astrales de su cuerpo.

      Gracias Ana por tu comentario

      Eliminar
  2. Hola Dani, si, cal fer bondad amb tot, ara be, que es fer bondad?.

    El ser-humano, una vez a sacado a la luz sus tendencias espirituales, se ve abocado a enfrentar un largo camino donde la dualidad es el "problema" y a la misma vez la "oportunidad".

    Esto se puede manifestar de muchas formas: diferentes tipos de comida, sentimientos antagónicos, sexo, orgullo, miedos, dinero, familia, salud, diferentes tendencias o creencias espirituales a escoger, extroversion versus introversión, bueno o malo, acción o no acción, personalidad, alma, espíritu, pasado, futuro ...., todo esto ocurre porque el ser-humano en el fondo de su corazón sabe que Dios está presente en todas las partes, y su problema está en que por razones de conciencia (+ o - evolucionada) se ve, frente a estas partes, forzado a escoger o lo que es lo mismo a renunciar, entre un Dios en un lugar o el mismo Dios en otro lugar.

    Pero, porqué?, nos preguntamos, no es todo el mismo Dios?

    Por actitud psicológica la tendencia frente a esto es poner jerarquías, decir-se o sentir-se a uno mismo aquello que es mejor, o si mas no, aquello que es mas conveniente realizar para el presente mas inmediato. Por esto es tan importante la frase:

    "el aquí y el ahora",

    porque es en la CONSTANTE ATENCIÓN (meditación o silencio activo) donde podemos unir las diversas posibilidades en un todo presente gracias a la inspiración o intuición encontrada en ella. Todo lo demás, como tantas veces nos dice Marta, ya es cosa de los Devas, que por magnética/simpatía construirán o haran realidad "la verdad" (grado evolutivo) de "aquel" (conciencia/alma) que con su plena atención es capaz de unificar su realidad interior con la realidad exterior.

    Meditación = exterior + interior = Sendero
    Conciencia = personalidad + alma = Servicio
    Atención`= percepción + silencio = Intuición

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  3. Gracias David por tus siempre bienvenidos comentarios y por el detalle que aportas en los mismos.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  4. Gracias Dani a ti y a todos por vuestros interesantes reflexiones y comentarios.

    Todos sabemos que la prueba más difícil a superar es el control del cuerpo astral.
    En la etapa en que surge con fuerza la dualidad, se impone la disciplina física y astral (me refiero a las pruebas previas a la 2ª iniciación) y es precisamente entonces cuando el reino vegetal tiene tanta importancia en la vida del discípulo en probación, porqué cada reino de la naturaleza va unido a una iniciación y en gran parte es por esta razón que predomina cada vez más la tendencia al vegetarianismo y a buscar el contacto con este reino. Es una tendencia interna que nos conecta con vibraciones cada vez más elevadas y también, como no, por la compasión que sentimos hacia los animales que son sacrificados.

    El reino mineral tiene gran influencia en el ser humano que recibe la 1ª iniciación,
    el vegetal acentúa su magnetismo hacia el discípulo que recibe la 2ª iniciación y el reino animal lo tiene en la 3ª. De esta forma seguimos ascendiendo de un reino a otro y de una iniciación a otra identificándonos e incorporando en la consciencia a cada uno de los reinos de la Naturaleza.

    Lo más conveniente en el camino que conduce al discipulado es el control de nuestras emociones; la inofensividad que indica que el amor ha nacido en el corazón y la disciplina mental necesaria para poner orden el caos de nuestra vida de deseos.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta por tus valiosas ampliaciones sobre el tema.

      Una abraçada

      Eliminar
  5. Sigue siendo de gran interés el tema de las ventajas o no de ser vegetarianos con explicaciones para mi convincentes. No se trata de un capricho sino de una práctica que nos va a empujar al ascenso.

    Aquí me gustaría hacer hincapié en la necesidad de las disciplinas que tanta controversia generan apoyándonos en las palabras de distintos Maestros, sin pensar que debemos interpretar correctamente lo que ellos dicen y que solo podremos hacer la interpretación correcta con un elevado nivel de conciencia. No se trata de hacer disciplina alguna por el mero deseo de sacrificarse, sino de ser muy conscientes de que la transmutación de energías inferiores en superiores no se hace ni con deseos ni con simples palabras, sino con las correctas obras, y eso es disciplina que no la necesita ni un alto Iniciado, ni un discípulo aceptado, pero sí todos los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A medida que vamos profundizando en este estudio recopilatorio sobre la alimentación vegetariana, descubrimos que, si bien es necesario e indispensable una dieta vegetariana para alcanzar determinados estados de conciencia y objetivos espirituales, en determinadas circunstancias y en los inicios evolutivos del ser humano, la ingesta de carne, no solo no es perjudicial sinó que incluso apropiada. Eso sí, siempre desde la perspectiva de "la forma", el vehículo o cuerpo... no desde el ángulo espiritual. El alma necesita disponer de unos cuerpos apropiados para poder desarrollar su misión, y en determinadas circunstancias (y sobre todo al principio de la evolución del ser humano) comer carne no es malo.

      Ha de llegar el día (y es una opinión totalmente personal no extraída de ningún libro) en que toda forma de vida de este planeta pueda subsistir sin necesidad de quitar la vida a ningún ser. Todo evoluciona, todo, y humildemente y con absoluta reverencia, el Logos del Planeta, en sus logros evolutivos, conseguirá que todas las formas de vida que conforman su existencia puedan subsistir sin necesidad de sacrificar y producir dolor en unas para poder vivir otras.

      De otra manera no se entiende la perfección si ésta conlleva dolor y sufrimiento en unos para beneficio de otros.

      Eliminar