miércoles, 17 de agosto de 2016

LA ALIMENTACIÓN VEGETARIANA SEGÚN EL MAESTRO D.K. (IX)




(Continuación del artículo)


En este, anteriores y posteriores artículos voy a tratar el tema de la alimentación vegetariana, un tema el cual, a nivel personal, me resulta sensible y despierta un especial interés por ser vegetariano.

Para realizar este estudio he intentado hacer una recopilación exhaustiva de extractos de todos los libros del Maestro y de Alice A. Bailey (23) que tratan sobre el tema, aunque dada la extensión de toda la obra del Tibetano, podría ser que faltase algún fragmento.

Todo y ser un defensor de la alimentación vegetariana y estar a favor de la misma, el único interés por mi parte es el de mostrar lo que el Maestro nos dice al respecto.

Las conclusiones que se encuentran al final de cada artículo son personales, por tanto, como tales no tiene porque estarse de acuerdo con las mismas. Son reflexiones e interpretaciones propias de los extractos del Tibetano.

Espero que tras la lectura de estos artículos (que iré publicando progresivamente al ser demasiado extensa toda la recopilación) podáis extraer vuestras propias conclusiones y os sirva para aclarar vuestras dudas y ayudaros en este difícil camino de la espiritualidad.


- - - - -


TRATADO SOBRE LOS SIETE RAYOS VOL. 5 - LOS RAYOS Y LAS INICIACIONES
Primera Parte. Catorce Reglas para la Iniciación Grupal.
Palabras de Introducción.
Regla Tres. 

".../...

A este respecto es conveniente recordar que hay tres grandes energías enfocadas en Shamballa, el sitial del fuego: 

1. La Energía Purificadora: El poder innato en el universo manifestado que, gradual y constantemente, adapta el aspecto sustancia a lo espiritual mediante un proceso que denominamos purificación, en lo que concierne a la humanidad. Involucra la eliminación de todo lo que impide la plena expresión de la naturaleza divina, y ello también se debe a la capacidad inherente o latente. Para que se realice, es necesario abandonar etapa tras etapa, ciclo tras ciclo, vida tras vida y un plano tras otro, todo lo que en la naturaleza forma tiende a velar u ocultar la gloria de Dios. Esencialmente es la energía que sustituye al mal por el bien. El pensamiento humano ha degradado este concepto de tal manera, que relaciona la purificación con los fenómenos físicos con la vida en el plano físico y con el idealismo egoísta, basado en gran parte en la idea del cuidado higiénico de la sustancia. El celibato obligatorio y el vegetarismo rígido son ejemplos conocidos, y estas disciplinas físicas ocupan el lugar de la emoción amorosa, claridad mental, iluminación intuitiva, y hacen que los pensamientos del aspirante se enfoquen hacia abajo, en la materia y no externamente hacia arriba, en la luz.

.../..." 

 - - - - -

Mis conclusiones:

  • Refiriéndonos al ser humano, de las tres grandes energías centralizadas en Shamballa, la función de una de ellas (la de la Energía Purificadora) es la de someter y adaptar la sustancia (entendiendo como sustancia a los diferentes tipos de materia existentes en el Universo manifestado) a una constante e inexorable adaptación y perfeccionamiento de la misma, para que el aspecto Espíritu de la Divinidad pueda manifestarse sin impedimentos y en todo su esplendor. Todo ello se realiza periódicamente mediante la utilización y abandono posterior de las formas (cuerpos) utilizadas.

  • Por regla general, el ser humano ha errado la interpretación de lo anterior y ha circunscrito el aspecto purificación exclusivamente al ámbito del cuerpo físico y de forma personal y egoísta. Prueba de ello son (entre otras disciplinas) el vegetarianismo el cual, si es mal interpretado, no se realiza "por compasión" a esas vidas a las cuales se evita sacrificar (enfoque emocional), o por intentar "ofrecerles oportunidades y ayuda" para que puedan evolucionar mejor y mas rápidamente (enfoque mental), sino por "egoísmo personal" y exclusivamente con la intención de obtener un cuerpo físico puro y sano (enfoque físico). Siendo así, el dirigir la atención exclusivamente al cuerpo físico, impide el desarrollo de facultades superiores en el ser humano como la compasión y el propósito de colaboración con el 3r Reino (el animal), necesarias para poder ayudar a "evolucionar" al mismo.

     - - - - - 

Regla Seis.

"La Regla Seis para discípulos es el polo opuesto de esta misma regla para aspirantes. En esta última hallarán, si consultan mi exégesis sobre la misma, en el libro Iniciación Humana y Solar, que su propósito consistía en obtener la pureza física, acentuando la necesidad de someterse a un régimen vegetariano durante determinada etapa del proceso preparatorio. Las razones para someterse a esa disciplina eran dos: purificación, y la necesidad de que el aspirante (en esa etapa) se abstenga de compartir los beneficios derivados de "quitar la vida", según se dice. Pero, ¿se puede quitar la vida? No lo creo. La Vida ES. Nada en el cielo o la tierra puede tocarla o afectarla. Esto es algo que frecuentemente se olvida. En consecuencia, la regla para los aspirantes concierne a su capacidad de aceptar y adherirse a una disciplina autoimpuesta. Por medio de esa disciplina el aspirante demuestra a sí mismo el control de las naturalezas física y astral, y su efecto le revelará ciertas fallas inevitables y básicas, como el control ejercido por la naturaleza animal, la poderosa imposición del deseo, el sentido de superioridad, orgullo y separatividad. Su capacidad en mantener la disciplina y su propia estimación por haberlo realizado, además de su sentido de superioridad demostrado hacia quien no se disciplina, todo indica fallas esenciales. Su fanatismo latente o expresado, emerge con claridad en su conciencia, y -cuando es sincero- es consciente de haber logrado alguna medida de pureza física, pero al mismo tiempo se da cuenta que quizás comenzó por lo externo y evidente, cuando debió hacerlo por lo interno y por aquello que no es tan fácil hacer contacto o expresar. Ésta es una grande y muy importante lección.

Lo antedicho constituye también una interesante ilustración de la técnica que emplean los Maestros, por la cual Ellos permiten que una falla no sea corregida (pues fue originada por el discípulo y sólo él debe eliminarla) y se use un lenguaje que imparte una impresión errónea. Con tal método, el que emplea dicho lenguaje descubre oportunamente su erróneo acercamiento a la verdad. En sentido espiritual, la vida no se puede quitar. Este error o equívoco en el acercamiento a la verdad, lleva al hombre y mujer, en el sendero de probación, a demostrar su anhelante y sincera aspiración mediante la disciplina, usando como sustituto el producto "del segundo" y absteniéndose de sostener la vida con el producto "del tercero". Al sacrificar la vida del segundo reino de la naturaleza (empleando la errónea afirmación del propio aspirante) y nutrir con él el cuerpo físico, el discípulo en probación logra romper el aferramiento o potencia de la naturaleza física, lo cual siempre ayuda. Aún no sabe que esta cumpliendo reglas menores en tiempo y espacio y una vez que se haya demostrado a sí mismo que puede cumplirlas y obedecerlas, queda liberado de ellas y ya no las necesitará. El discípulo y el aspirante a la iniciación sabe que la vida es una, aunque ella tome una forma en el segundo, tercero o cuarto reinos, y también que la vida que en él reside es una con la vida del primer reino, el mineral; aprende que la vida es indestructible y no puede quitarse ni destruirse, sino que "pasa" de una forma a otra, de una experiencia a otra, hasta que por medio de la vida se expresa la perfecta voluntad de Dios.

El verdadero discípulo no necesita del vegetarismo ni de disciplina física, por la razón de que ningún apetito de la carne lo domina. Su problema reside en otra parte, constituyendo pérdida de tiempo y de energía, dedicar la atención en "hacer las cosas físicamente correctas", porque lo hace automáticamente y porque sus hábitos espirituales contrarrestan las tendencias físicas inferiores; la adquisición de dichos hábitos le permite vencer automáticamente el llamado de esos deseos que dan por resultado la satisfacción del deseo inferior. Nadie es aceptado en el círculo del ashrama (nombre técnico aplicado a la categoría correspondiente a quienes están en vísperas de recibir la iniciación o son preparados para la misma) si existe peligro de ser dominado por los apetitos físicos. Ésta es una afirmación verídica. Atañe particular y específicamente a los que se preparan para la primera iniciación. Quienes se preparan para la segunda iniciación deben demostrar que se han liberado de la esclavitud de las ideas, de la reacción fanática a cualquier verdad o dirigente espiritual, y del dominio ejercido por su aspiración -que por su intensa dedicación, sacrificaría tiempo, personas y la vida misma, al llamado del Iniciador- o, para ser más exacto, lo que él cree que es Su llamado." 

 - - - - -
Mis conclusiones:

  • Según sea la condición espiritual en la que se encuentre el ser humano (aspirante o discípulo) la necesidad o no del vegetarianismo será indispensable para el desarrollo del mismo.
  • El hecho de exigir al aspirante determinadas disciplinas físicas como el vegetarianismo, a parte de permitirle demostrar el control sobre sus tendencias y apetitos inferiores, sean estas físicas (obtener satisfacciones) como emocionales (deseo por obtenerlas), le permitirá comprender otros errores básicos que debe enmendar, como el fanatismo (en el aspecto emocional), la arrogancia, el orgullo, el sentido de superioridad con respecto a quienes no siguen esas disciplinas o el de separatividad (en el aspecto mental).
  • El aspirante debe de pasar por todas las pruebas que le permitan demostrar que tiene el control sobre su naturaleza física. Una vez demostrado dicho control no se le volverán a presentar dichas pruebas.
  • El discípulo sabe que la Vida es indestructible y Es la misma que anima a todos los reinos de la Naturaleza. Evoluciona a través de los diferentes reinos, tomando diferentes formas y viviendo diferentes experiencias, permitiéndole de esta manera expresar el propósito de la Divinidad.
  •  El discípulo no necesita de disciplina física debido a que ha trascendido las satisfacciones del cuerpo físico. Sus hábitos espirituales superiores contrarrestan cualquier tendencia inferior.
  • Nadie es aceptado en el ashrama de un Maestro si se encuentra encadenado a ideas (aspecto mental), reacciones fanáticas (aspecto emocional) y/o pasiones (aspecto físico).
- - - - -

En resumen: 

  • Si el hecho de seguir una disciplina alimentaria vegetariana lo es para conseguir exclusivamente un cuerpo físico sano y puro, al enfocar exageradamente la atención en el mismo, evita el desarrollo de cualidades superiores que el ser humano debe poseer.
  • Según se trate de aspirantes o discípulos, así será requisito indispensable la dieta vegetariana o no, puesto que los primeros deben demostrar (y demostrarse a ellos mismos) el control sobre su cuerpo físico, y los segundos, habiendo trascendido los impulsos inferiores, no necesitan de determinadas disciplinas.

  • En el caso de aspirantes, las pruebas que se le presentan para demostrar el control sobre su cuerpo físico, le permite experimentar otros aspectos que debe vencer (orgullo, sentido de superioridad, fanatismo, etc.)
  • La Vida Es indestructible y Una. Evoluciona y utiliza los diferentes cuerpos y reinos de la Naturaleza de forma cíclica para poder expresar y llevar a término los propósitos de la Divinidad.

(CONTINÚA en el siguiente artículo)

7 comentarios:

  1. Sabemos que en cada etapa evolutiva llega un momento crucial la iniciación) en que debemos demostrar el control de cada uno de los cuerpos. Entonces es imprescindible poner la atención en el cuerpo que debemos controlar.

    Esta información que nos das tan generosamente, tiene su importancia esotérica porqué nos ayuda a identificarnos y conocer el nivel evolutivo alcanzado si sabemos reconocer en que cuerpo se nos está poniendo a prueba.

    También sabemos que los principales Yogas que la Jerarquía ha dado a cada una de las razas han orientado a la humanidad en unas normas de conducta y ejercicios adecuados a la etapa evolutiva alcanzada, a fin de que cada cuerpo en desarrollo fuera lo suficientemente puro como para poder asimilar las energías superiores que a partir de entonces le introducirán en un nuevo yoga y en la formación de un cuerpo de superior vibración.
    En la práctica cada yoga nos ha señalado el camino superior a alcanzar, pero para ello hemos tenido que poner la atención en el cuerpo que corresponde a la etapa en nos hallamos.
    Siempre hay que aplicar la fuerza de voluntad a fin de trascender hábitos y tendencias adquiridas, pero una vez se ha adquirido el control el cuerpo cuya vibración ya es más refinada, rechaza ciertos alimentos, contactos y costumbres, porqué como bien sabemos, las energías se atraen por similitud de vibración.
    La cuestión es que una vez trascendido un estado de consciencia inferior no nos vuelva a condicionar.Esto no significa que tengamos que renunciar a lo que los vehículos necesitan, sino que no nos condicionen sus tendencias y siempre sea el cuerpo superior que hemos desarrollado el que tome el control de nuestras acciones frente a la vida.

    Gracias Dani por tu laborioso trabajo de difusión y por tus reflexiones sobre las enseñanzas del Maestro D.K.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta por explicarnos más detalladamente el porqué de la necesidad de tener unos cuerpos puros antes de recibir energías superiores.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. ¡Excelente trabajo Dani!

    Me ha parecido especialmente interesante tu entrada, sobre todo la consideración acerca de la Vida...

    "La Vida ES. Nada en el cielo o la tierra puede tocarla o afectarla. Esto es algo que frecuentemente se olvida."

    Con estas palabras nos damos cuenta que a menudo nuestra perspectiva es equívoca, por estar centrada en las formas materiales. Desde la perspectiva de las Grandes Vidas, la forma no tiene mayor importancia, entiendo, de igual manera que nuestros vestidos solo son instrumentos para ir por el mundo.

    Un abrazo,

    Neus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Neus por tu comentario.

      La Vida ES y no deberíamos darle mas importancia de la que tiene lo material, pero si, conscientemente, podemos evitar por compasión sufrimiento y dolor en esa misma Vida que lo abarca todo, siempre y cuando no produzcamos males mayores, creo que vale la pena intentarlo.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Claro que sí Dani... Evitar el dolor aunque sea de las formas, es importante y necesario.

      Un abrazo,

      Neus

      Eliminar
  3. Grsvias.
    En esa gran sabiduría debemos mostrarnos.

    Un abrazo Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Olga.

      Ese punto medio de equilibrio, al cual todos debemos llegar, pero que a veces debemos pasar de un extremo al otro para poder hallarlo.

      Un abrazo Olga

      Eliminar