sábado, 24 de diciembre de 2016

CRISTO Y LA FUTURA NUEVA ERA (*)


- - - - -

La Significación de la Navidad

 "...Sabemos que, desde la noche de los tiempos, el período en que el sol se desplaza nuevamente hacia el norte ha sido siempre considerado como temporada festiva;  durante miles de años se lo ha asociado con la llegada del Dios Sol para salvar al mundo, traer luz y fructificación a la Tierra y, por medio de los afanes del Hijo de Dios, también esperanza a la humanidad. La época de Navidad es considerada, por algunos, como la Festividad de Cristo exclusivamente, siendo destacada por las iglesias cristianas y testimoniada por todos los clérigos. Esto es verdadero y falso a la vez. El Fundador de la Iglesia Cristiana, Dios hecho carne, se valió de este período; llegó a nosotros en la oscuridad del año, iniciando una nueva era, donde la luz iba a ser la nota característica. Esto ha resultado verídico desde diversos ángulos, aún desde el puramente físico, ya que hoy tenemos un mundo iluminado, vemos por todas partes luz y las lóbregas noches tenebrosas de antaño van desapareciendo rápidamente. La luz ha descendido a la tierra en forma de "luz del conocimiento". La educación, cuyo objetivo consiste en llevar a los hombres al "camino iluminado", constituye hoy la nota clave de nuestra civilización y la mayor preocupación de todos los países. La eliminación del analfabetismo, el desarrollo de una verdadera cultura y la comprobación de la verdad en todos los campos del pensamiento y de la investigación, son hoy de mayor importancia en todos los países.

Así, cuando Cristo proclamó (como realmente lo hizo), con los demás Salvadores y Dioses Soles, que Él era la Luz de los mundos, inauguró un período maravilloso donde la humanidad ha sido amplia y universalmente iluminada. Este período data del día de Navidad, hace dos mil años, en Palestina. Constituyó el más grandioso de los días de Navidad y su influencia emanante fue mucho más poderosa que la de cualesquiera de sus predecesores, los Portadores de la Luz, porque la humanidad estaba más preparada para recibirla. Cristo vino bajo el signo de Piscis, los Peces, signo del divino Intermediario en el sentido más elevado, o del médium en el más inferior; es el signo de muchos de los Salvadores del mundo y de los Reveladores de la divinidad que establecieron relaciones mundiales. Quisiera que observen esta frase. El mayor impulso que llevó al Cristo a realizar su especial tarea, fue el deseo de establecer rectas relaciones humanas. Ése es también el deseo, consciente o inconsciente, de la humanidad, y sabemos que algún día vendrá Aquel deseado por todas las naciones; las correctas relaciones humanas existirán en todas partes y la buena voluntad complementará esa realización trayendo la paz en todas las tierras y entre todos los pueblos.

A través de las edades, la Navidad ha sido reconocida y celebrada como una época de nuevos comienzos, mejores contactos humanos y relaciones más felices entre familias y comunidades. Así como las iglesias han ido descendiendo en su presentación profundamente materialista del cristianismo, el sencillo Día de Navidad, que hubiera complacido al corazón de Cristo, ha degenerado en una orgía de gastos, adquisición de cosas agradables, siendo considerado como una "buena temporada para el comercio". Por lo tanto, debe recordarse que cuando las fases de una religión inspirada por la vida, es interpretada en forma totalmente materialista, cualquier civilización y cultura pierde su sentido de los valores espirituales y responde principalmente a los valores materiales..."

"...El mensaje del nacimiento de Cristo es siempre nuevo, pero hoy no es comprendido. Durante la era de Acuario, en la que estamos entrando con rapidez, el énfasis cambiará de Belén a Jerusalén y del niño Salvador al Cristo Resucitado. Piscis ha sido durante dos mil años la luz que se expande; Acuario verá la Luz ascendente y, de ambas, el Cristo es el eterno símbolo."

"...En la Era de Acuario, el Cristo Resucitado es Él mismo el Portador de Agua. Esta vez Él no manifestará la vida perfecta de un Hijo de Dios, tal cual fue su misión anteriormente, sino que aparecerá como el Guía supremo de la Jerarquía espiritual, para satisfacer la necesidad de todas las naciones sedientas del mundo -sedientas de verdad, de rectas relaciones humanas, de amorosa comprensión-. Esta vez Él será reconocido por todos, y Su propia Persona testimoniará la realidad de la resurrección, demostrando paralelamente la realidad de la inmortalidad del alma del hombre espiritual. Durante los dos mil años pasados se hizo hincapié en la muerte, que ha matizado toda la enseñanza de las iglesias ortodoxas; sólo un día del año se ha dedicado a la idea de la resurrección. En la era acuariana el énfasis se pondrá en la vida y en la liberación de la tumba de la materia, y ésta es la nota que caracterizará a la nueva religión mundial y la diferenciará de todas las precedentes.

El festival de Pascua y la festividad de Pentecostés, serán los dos días más destacados del año religioso. Pentecostés, como se sabe, es el símbolo de las correctas relaciones humanas, por lo cual  todos los hombres y naciones se comprenderán mutuamente y  aunque hablen diversas y numerosas lenguas  conocerán un solo lenguaje espiritual."

"...La visión de la mente de los hombres de hoy, es la de la era acuariana, aunque no lo reconozcan. El futuro verá correctas relaciones, real comunión, participación en todas las cosas (vino, sangre, pan, vida, satisfacción económica) y buena voluntad. Tenemos también un cuadro del futuro de la humanidad, cuando todas las naciones estén unidas por una total comprensión y la diversidad de idiomas, simbolismo de distintas culturas, tradiciones, civilizaciones y puntos de vista  no constituya un obstáculo para las rectas relaciones humanas. En el centro de todos esos cuadros estará el Cristo.

Con el tiempo, los objetivos expresados y los esfuerzos de las Naciones Unidas fructificarán, y una nueva iglesia de Dios, formada por todas las religiones y grupos espirituales, pondrán fin, en forma unida, a la gran herejía de la separatividad. El amor, la unidad y el Cristo Resucitado, estarán presentes y Él nos demostrará la vida perfecta."

- El Destino de las Naciones -
(Cristo y la Futura Nueva Era)


(*) Este artículo fue publicado en fecha 24/12/2013 en el blog "En Compañía del Alma"








6 comentarios:

  1. El nacimiento de Jesús tiene un significado muy especial, no solo porque nace Jesús que ya es importante, un Iniciado con la 3ª Iniciación, lo cual hacía posible que la energía Crística encarnara en Él a la edad de 30 años, en el río Jordán con motivo del bautismo de Jesús por parte de Juan el Bautista. Allí se oyen las conocidas palabras del Padre "He aquí mi Hijo muy amado en quien tengo todas mis complacencias". Cristo no podría encarnar nada más que en un ser de tan elevada Iniciación, y aprovecho para decir que nadie puede contactar con los auténticos seres de luz si el nivel de conciencia no es acorde y todos, con honestidad, debemos saber dónde estamos.

    Jesús y Cristo gran ejemplo para todos nosotros por su gran testimonio de vida que vinieron a enseñarnos cómo se hace el camino para llegar a la salvación y como consecuencia a la Casa del Padre. Que Cristo nazca y crezca en nuestros corazones y así irradiaremos su luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu explicación con la que estoy totalmente de acuerdo

      Eliminar
  2. Hola Dani, como siempre el Maestro es muy sugerente en Sus explicaciones.

    Bien es claro que el Corazón de la Navidad está en el encuentro, las buenas relaciones y el compartir Familiar, para ello nos dan fiesta en el trabajo, y en razón de ello el entorno también es acondicionado. Pero, ¿que pasa o pasará si como bien nos dice o advierte el texto, por exceso de materialismo, este Corazón cada vez es menos compartido?.


    ..... ?????? ....

    Podemos pensar, de forma positiva y desde la nueva perspectiva de 7Rayo - Acuario, que poco a poco todo se tornará mas impersonal, menos cercano y familiar, para volverse mas descentralizado, social y altruista. Ya no será la Navidad tal como la conocemos, Piscis y el 6Rayo se van. Poco a poco el nexo familiar dejará de ser la clave para poco a poco organizar el compartir humano de otra manera mas acorde con las nuevas energías entrantes.

    Y mientras tanto? ..., que hacer en el impase de entre Eras, donde algo se va para dar paso a lo nuevo? …, llegados a este punto uno solo puede hablar de su propia experiencia, y en mi caso, en estos días de Navidad la clave ha seguido siendo el compartir el calor del hogar paterno/materno con su pesebre iluminado y los familiares de "toda la vida"; pero he de decir que excepcionalmente este año también ha sido el acompañar a un vecino/amigo que desde hacia unos años también venia a casa por Navidad, y que este año y justo en este dia, no ha podido venir porque se ha encontrado en cuestión de pocas horas con la “sorpresa” de la muerte ..., y que mientras tanto yo, en estas agonizantes ultimas horas, por lógica vecinal y de amistad, he estado a su lado, nada, solo un ratito, un ratito en donde, mientras compartía compañía desde la atenta humildad que la situación requería, la luz de un pensamiento me ha tranquilizado, o mas bien dicho, un certero saber ha tocado mi corazón:

    "la muerte no existe"

    una afirmación directa, una razón pura, (aunque para muchos una sin-razón), como una claridad que me ha devuelto a la realidad, permitiéndome a la vez practicar o aplicar con naturalidad una vital dignidad a la triste situación, a la misma vez que muy pocas horas después también me ha permitido compartir con la Familia, (el calor, comprensión, silencio, sentimiento navideño, alegría, turrón, vino, relación), la Vida.



    Casualmente Dani, aunque cada vez creo menos en las casualidades, una frase del texto que has publicado entronca con mi experiencia:

    “En la era acuariana el énfasis se pondrá en la vida y en la liberación de la tumba de la materia, y ésta es la nota que caracterizará a la nueva religión mundial y la diferenciará de todas las precedentes”

    “La liberación de la tumba de la materia” gracias a la correcta comprensión, la mente atenta que se reconoce en el Corazón, la Intuición, aquella Luz que permite el desapego de “aquello” y su posterior mayor inclusión a través de la Vida.

    Y todo gracias a Cristo.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David por tu profunda reflexión la cual acompaño de mi sentido pésame por tu triste acontecimiento.

      Una abraçada

      Eliminar
  3. Que la flor de nuestro Corazón sea la luz qie ame al.mundo desde

    Feliz 2017!!!
    Una Abraçada.

    ResponderEliminar